A Imagen de Dios!!!

«Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.» (Gn 1:26-27)
 
Creados a imagen de Dios

Como todas las cosas que existen, los peces, las aves, las bestias y todo animal, fue creado por Dios, pero ninguno de estos fue creado a Su imagen. Sin embargo, creó al hombre (genérico), varón y hembra (específico), a imagen y semejanza del Dios santo y sublime.

Basados en este enunciado no pocas personas se preguntan: ¿Cómo es esto? ¿A quién de nosotros se parece?

A decir verdad, esta es una pregunta errónea. Lo correcto es que nosotros fuimos creados a Su imagen, Dios no fue creado a nuestra imagen. Como no conocemos a Dios, siempre que pensamos en esto equivocadamente  partimos de la base de nuestro cuerpo, nuestra fisionomía e imagen. Por el contrario, debería llevarnos a escudriñar en las Escrituras y por medio del Espíritu Santo en oración, a buscar más profundamente quién es Dios, cómo es. Mayormente cuando hablamos de Dios nuestra mente se dispara a pensar qué cosas hace Dios y no tanto cómo es Él, que sería lo mas correcto. Si bien en primera instancia conocemos a Dios por medio de las obras de sus manos (Sal 19:1-2), por medio de su creación (Ro 1:19-20), no podemos quedarnos con ese tipo de conocimiento, pues, debemos conocer y proseguir en conocer (Os 6:3), mediante la excelencia del conocimiento (Fil 3:8) de la persona de Dios.

Cuando hablamos de «persona» no hablamos de lo físico, antes bien, nos referimos al intelecto, sentimiento y voluntad. No son cosas físicas, sino esenciales, sustanciales. El alma y el espíritu. Son cosas intangibles pero esenciales.

La esencia de Dios

Pues entonces debemos conocer a Dios en su esencia. ¿Quién es Él? Concretamente, ¿cómo es Él? Por supuesto, la respuesta a esto no tiene nada que ver con lo físico, pues Dios no es físico o material, antes bien, Dios es espíritu. Específicamente la respuesta esta dirigida a la esencia de Dios, a los atributos de Dios. Si queremos conocer verdaderamente quién es Dios, debemos conocer sus atributos, que son su misma esencia.

Y los atributos de Dios son:

  • Amor.                      1 Jn 4:8         Jer 31:3          Ef 3:19              Ro 5:8
  • Misericordia.          Sal 68:15      Sal 103:8         Sal 136              Sal 145:17
  • Justicia.                   Sal 11:7         Sal 119:137     2 Tim 4:8          Sal 145:17
  • Veracidad.               Dt 32:4         2 Tim 2:13     Tit 1:2               Jn 14:6              Nm 23:19
  • Santidad.                 Is 6:3            Dt 32:4           1 Pe 1:15-16     Mt 5:48
  • Omnisciencia.         Sal 104:24    Ro 11:33         He 4:13             1 Jn 3:20
  • Omnipresencia.      Pr 15:3         Jer 23:24        Sal 139:7-12     1 Re 8:27
  • Omnipotencia.       Gn 18:14       Sal 33:9           Sal 135:6           Lc 1:37              Ap 15:3
  • Perfección.             Sal 145:3       Mt 5:48
  • Eternidad.              Gn 21:33       Sal 90:2           Is 41:4               Ap 1:8
  • Inmutabilidad.       Mal 3:6         Stg 1:17            He 6:17             Sal 102:26-27

Pues entonces si hablamos acerca del amor, Dios no tiene amor, Dios es amor. Igualmente si hablamos de la justicia, Él no tiene justicia, Él es justicia. Un hombre puede tener misericordia, pero Dios es misericordia. Dios es absolutamente veraz, su esencia es veracidad. Dios es santo, pero más aun, Dios es la santidad misma. Dios es la perfección. Dios es eternidad, por eso no fue creado. Dios es inmutabilidad, no cambia. Y mas, absolutamente todo lo sabe, Él es la sabiduría. Absolutamente todo lo puede, no existe una sola cosa que Él no pueda, no hay nada ni nadie más poderoso que Él. Y como no es físico sino espíritu, está presente en todo lugar al mismo tiempo, no está limitado por espacio ni tiempo.

Oh, bendito sea el Nombre del Señor! Cuán excitante es recibir revelación acerca de la esencia misma de Dios!

Transformados a su imagen

Entonces volviendo a la primera pregunta sobre cómo es eso de haber sido creados a imagen de Dios, no debe ser algo que dejemos así nomas librado al azar. Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios (Gn 1:26). Nos dio de su naturaleza divina, su esencia. Sopló sobre nosotros su Espíritu (Gn 2:7;  Jn 20:22). Ahora vamos siendo transformados…

«Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.» (2Co 3:18)
 

Debemos ir creciendo en el conocimiento de Dios, y de esta manera vamos siendo transformados a la imagen de Dios. Pues ahora sabemos que  Dios no se parece a ninguno de nosotros, mas bien nosotros fuimos creados a su imagen, pero por causa de nuestras rebeliones hemos alimentado mas nuestra naturaleza de pecado. Jesucristo nos rescató, nos restauró y ahora vamos siendo transformados de gloria en gloria en su misma imagen.

Conociendo quien es Dios, su esencia, su sustancia, su naturaleza, ahora tenemos delante nuestro «como un espejo» y debemos reflejar esa misma imagen de «la gloria del Señor».

Pues entonces, afortunadamente Dios no se parece a ninguno de nosotros, mas bien nosotros nos parecemos a Él y debemos crecer cada día en parecernos mas y mas a Él, para reflejar en nuestras vidas Su gloria…

0 comentarios sobre “A Imagen de Dios!!!

Deja un comentario