Radicalidad del Evangelio

This post is also available in: English (Inglés)

Dicen que soy demasiado radical en cuanto a las enseñanzas sobre el Señorío de Jesucristo y el hacer discípulos…!!!

Solo quiero anunciar la Palabra de Dios tal cual la recibimos de Él, sin diluirla. La radicalidad del evangelio. Algunos dicen o piensan que es necesario acomodar el mensaje a los tiempos actuales y nos tildan de retrógrados… No saben que Dios es el creador de todas las cosas y todo lo hizo perfecto. Ignoran que el Señor Jesucristo, su palabra y sus propósitos no pasan de moda. ¡Dios es inmutable! Algunos tienen apariencia de piedad pero no se sujetan a la suprema autoridad de Dios y su palabra. Quieren hacer decir a las Escrituras lo que ellos quieren escuchar. Algunos haciéndose sabios y teólogos cuestionan todo lo que a ellos les incomode.

Ser radical trae muchos problemas

Radicalidad del Evangelio

Jesús era muy radical en lo que creía, predicaba y vivía. De echo, ¡Él es la verdad! Decía cosas muy fuertes que incomodaban a los mas religiosos. Lo juzgaron, se burlaron y lo crucificaron!!!

Qué loco Juan el Bautista! Por ser radical en sus prédicas lo decapitaron! (Mt 14.3-12) ¿Qué le costaba rebajar un poco su mensaje, no…? Tampoco hay que ser un fanático… Pues sí, no hay que ser fanático, pero hay que ser veraz e intransigente en cuanto a la Verdad del misterio de Cristo y sus enseñanzas.

Mucho tiempo antes en la historia, Noé comenzó a construir un barco al pie de la montaña mientras anunciaba a todos que se arrepientan porque vendría un gran diluvio… La gente se preguntaría, ¿Qué es un diluvio? ¿qué dice este hombre? Jamás había llovido aún. Y ¿para qué un barco en la montaña? Este Noé está muy loco… Y fueron pasando los años y Noé seguía construyendo mientras anunciaba el diluvio y el arrepentimiento… Noé, ¿a qué te lleva tanta radicalidad…? Hoy lo sabemos, a la salvación, de su propia vida y de los propósitos de Dios. Hoy sabemos también que Noé no era un loco fanático y desequilibrado, sino un hombre obediente y fundamentado en la Palabra de Dios, contra viento y marea.

Un Mensaje Radical

¿El Mensaje de Jesucristo no se adapta a esta época…? Este es el pensamiento de algunos. Será por eso entonces, que muchos lo han cambiado por una religiosidad más acorde a nuestra modernidad del S.XXI (!?). Se ha cambiado la radicalidad del evangelio por uno mas acorde a los pensamientos del mundo. Escudriñando las Escrituras encuentro una gran incoherencia entre le mensaje y enseñanza de Jesucristo; y lo que se habla hoy en muchas iglesias. Y entre las prácticas de la iglesia establecida por Jesucristo y los apóstoles, y la actual.

Jesucristo nunca predicaba los beneficios del Reino, si bien los otorgaba por gracia. Él anunciaba las demandas del reino, el precio a pagar por ser un discípulo, un seguidor de Él (Mr 8.34-36; Lc 14.25-27, 33). Su mensaje inquietaba y molestaba a los religiosos, sabios y cómodos. Creo que hoy ocurre lo mismo…

Los religiosos siempre quieren ser mas sabios y mas justos que Dios. Y tildan a Jesucristo y sus seguidores de radicales fanáticos.

Jesucristo es inmutable, no cambia. Su palabra no cambia. Sus propósitos no cambian. Su mensaje no cambia. Él es, el que es; desde la eternidad y hasta la eternidad! Es inmarcesible…

«Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.» (He 13.8)

Deja un comentario