Prácticas de la Iglesia

Considerando que la iglesia primitiva es el modelo a seguir en nuestros días, merece la pena hacer un repaso minucioso de los ejemplos de Jeru­salén y Antioquía, a través del libro de los Hechos, y obtendremos así el modelo de iglesia a seguir, con sus prácticas y características más apropiadas.

El modelo de la Iglesia en Jerusalén

«Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.» (Hch 2.40-47)
«Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios. Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos. Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.» (Hch 4.29-35)
«Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.» (Hch 5.42)
  • Creen
  • Son bautizados
  • Perseveran en la Didaké de los apóstoles
  • Viven en comunión
  • Oran
  • Celebran la cena del Señor
  • Perseveran en la Unidad
  • Ministran a los necesitados
  • Alaban a Dios
  • Comparten el mensaje
  • Se multiplican
  • La multitud de los que creían eran de un solo corazón y un alma.
  • Se reunían todos los días en el templo y por las casas (Hch 5.42).

El modelo de la Iglesia en Antioquía:

«Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos. Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús. Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor. Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía. Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor. Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor. Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía. Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía. En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea; lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.» (Hch 11.19-30)
«Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.  Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.» (Hch 13.1-3)
  • Vencen los prejuicios étnicos. Primero solo predicaban a los judíos, luego también a los griegos.
  • No se atan a estructuras rígidas.
  • Anuncian el evangelio.
  • Experimentan la manifestación de Dios. La mano del Señor estaba con ellos.
  • Se multiplican. Gran número creyó.
  • Están bajo sujeción ministerial apostólica.
  • Enseñan la palabra.
  • Viven la manifestación de los dones espirituales.
  • Ejercen mayordomía de las bendiciones de Dios. Ofrendan generosamente.
  • Practican la pluralidad ministerial. Más de un pastor.
  • Oran y ayunan.
  • Practican la imposición de manos.
  • Encomiendan a la Obra misionera.

En resumen la vida de la iglesia contiene:

Fe, arrepentimiento, bautismo, estudio de la Palabra de Dios, oración y ayuno, alabanza y adoración, predicación del evange­lio, comunión en unidad, celebración de la cena del Señor, mi­nistración a los necesitados por medio de ofrendas (mayordomía de las bendiciones de Dios), multiplicación (cre­cen en número), sujeción ministerial apostólica, pluralidad mi­nisterial (No un solo anciano en cada congregación, sino un presbiterio compuesto por varios ancianos), manifestaciones del Espíritu Santo, realizan la obra misionera. Todos consagrados y comprometidos con Jesucristo. Todos comprometidos los unos con los otros.

Temas relacionados

  1. ¿Qué es iglesia?
  2. Prácticas de la iglesia
  3. Tres figuras de la iglesia
  4. Tres característica de la iglesia
  5. Cuando os reunís…
  6. Una iglesia en cada ciudad
  7. Públicamente y por las casas
  8. Cinco columnas fundamentales
  9. Definición etimológica de la iglesia
  10. ¿Ir a la iglesia o congregarse?

 

2 pensamientos sobre “Prácticas de la Iglesia”

  1. AMIGO…COMO SIEMPRE..SOS UN MAESTROOOO….FUE MUY GRATO COMPARTIR ESTE TIEMPO QUE ESTUBISTE EN TU TIERRA , Y AUN MAS GRATO LO QUE NOS DEJASTES, GRACIAS POR COMPARTIR TU AMOR POR CRISTO , UN TIEMPO EN COINONIA, DANDONOS LO QUE EL SEÑOR HABLO A TU CORAZON, MINISTRANDONOS CON ESA HUMILDAD Y GRANDEZA QUE DIOS TE DIO….SABES? HABIA LEIDO CANTAR DE LOS CANTARES..PERO NUNCA ME DETUBE ,A ENTENDERLO….Y ES HERMOSO!!!! HOY 20/10, ME LEVANTE Y LEI EL CAP.2 VERSO 10 AL 16.”..LEVANTATE …A PASADO EL INVIERNO..EL TIEMPO DE LA CANCION HA VENIDO…MUESTRAME TU ROSTRO HAZME OIR TU VOZ; …..MI AMADO ES MIO , Y YO SUYA…”.GRACIAAAAS POR ABRIR MIS OJOS SEÑOR!!!! Y VER TU GRAN AMOR POR MI….GRACIAS AMIGO, POR TRAER EL REFRIGERIO…DIOS TE BENDIGA Y PROSPERE TU VIDA Y MINISTERIO…HASTA PRONTO!!!!

Deja un comentario