La Iglesia en las Casas

Si bien había una sola iglesia en cada ciudad, la multitud de los discípulos existentes se reunían todos juntos y en pequeños grupos por las casas. Básicamente esta era la estructura que mantenía a la iglesia en unidad y siendo edificada mediante relaciones firmes. Aun soportando las innumerables persecuciones que le tocó vivir desde sus comienzos.

«Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.» (Hch 5.42)

La Iglesia por las Casas

«Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón» (Hch 2.46)
La Iglesia en las Casas

«…nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas (Hch 20:20)
«Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.» (1 Co 16.19)
«Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús, que expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias, sino también todas las iglesias de los gentiles. Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo.» (Ro 16.3-5)
«Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas y a la iglesia que está en su casa (Col 4.15)
«y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa» (Filemón 1.2)
«Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel.» (Hch 8.3)
«Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.» (Hch 12.12)
«Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.» (Hch 1:13-14)

Pedro en Jope Hch 9.43

Pablo en las Casas

Un año y seis meses estuvo Pablo en Corinto. Primeramente predicaba en la sinagoga, hasta que fue expulsado de allí, luego se fue a una casa junto a la sinagoga. Hch 18.1-8

«Y saliendo de allí, se fue a la casa de uno llamado Justo, temeroso de Dios, la cual estaba junto a la sinagoga.» (Hch 18.7)
«Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.» (Hch 28.30-31)

Jesús estaba en las Casas

También Jesús realizó gran parte de su ministerio en las casas.

en las casas
«Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan.» (Mr 1.29)
«Entró Jesús otra vez en Capernaúm después de algunos días; y se oyó que estaba en casa (Mr 2.1)
«Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido.» (Mr 2.15)
«Y vinieron a casa (Mr 3.19)
«Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos.» (Mt 26.18)
«Y vino a casa del principal de la sinagoga...» (Mr 5.38)
«Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga, y entró en casa de Simón.» (Lc 4.38)
«Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa (Lc 19.5)

¿Qué es la Iglesia en las Casas?

Esto no es lo mismo a lo que habitualmente hoy se conoce como las células, o reunión casera o grupo de hogar. Una diferencia es que estas últimas normalmente son copia del culto dominical en pequeño, una reunión semanal, con tiempo y programa determinado.

Por el contrario, la iglesia en las casas no es una reunión, es un grupo de discípulos fuertemente relacionados los unos con los otros. Son relaciones personales que viven como una verdadera familia. Es el lugar natural o el ambiente espiritual donde la iglesia se relaciona, es edificada, crece, se multiplica, se cuidan mutuamente y se ayudan los unos a los otros, de manera sencilla y natural.

Temas relacionados

1 pensamiento sobre “La Iglesia en las Casas”

  1. Pingback: La restauración del odre bíblico – Llegó el tiempo de DIOS

Deja un comentario