Importancia de la Identidad

Algunas preguntas son clave a la hora de conocer a alguien. Las respuestas a estas preguntas revelan nuestra identidad. Y también vemos la importancia de la identidad cuando podemos responder estas preguntas con el propósito eterno de Dios para nuestras vidas.

«Y cuando Saúl vio a David que salía a encontrarse con el filisteo, dijo a Abner general del ejército: Abner, ¿de quién es hijo ese joven?» (1 Sam 17.55)
«Y le dijo Saúl: Muchacho, ¿de quién eres hijo? Y David respondió: Yo soy hijo de tu siervo Isaí de Belén.» (1 Sam 17.58)
«Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal. ¿Qué oficio tienes, y de dónde vienes? ¿Cuál es tu tierra, y de qué pueblo eres?» (Jon 1.8)
Importancia de la identidad

Preguntas que nos Identifican

  • ¿De quién eres hijo?  /  ¿Quién es tu padre?
  • ¿Qué oficio tienes?  /  ¿Cuál es tu vocación?
  • ¿De dónde vienes? 
  • ¿Cuál es tu tierra?  /  ¿Cuál es tu ciudadanía?
  • ¿De qué pueblo eres?  /  ¿Quién es tu familia?

Información que nos Identifica

«Ah, es hijo de Fulano de tal, y su hermano mayor es Mengano, vive en tal barrio, y trabaja en tal lado haciendo tal cosa. ¡Ah, sí, está bien, ahora ya sé quién es!».

La verdad es que aún no lo conocemos, pero con todos estos datos específicos que nos dieron acerca de su identidad es como que ya lo conociéramos. Vemos con este ejemplo la gran importancia que tiene conocer la identidad de una persona.

¿De Dónde Vengo, Adónde Voy, Para Qué Estoy?

Jesús sabía de dónde había venido

«Salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo, y voy al Padre.» (Jn 16.28)
«Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.» (Jn 8.42)
«...sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba.» (Jn 13.3)
«...porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.» (Jn 17.8)

Jesús sabía para qué había venido

«Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.» (Jn 18.37)
«Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.» (Jn 6.38)
«El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.» (Jn 10.10)
«Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.» (Lc 19.10)

Estas preguntas la respondemos con el Propósito Eterno de Dios

  • Dios nos escogió antes de la creación del mundo – Ef 1.4     2 Tes 2.13     1 Pe 2.9    Ro 8.33    Is 49.1
  • Dios nos creó a su imagen – Gn 1.27    Ef 2.10
  • Nos predestinó – Ro 8.29   Ef 1.5    Ef 1.11
  • Nos formó en el vientre de nuestras madres – Is 43.1     Is 44.2     Is 44.21     Jer 1.5   Sal 139.13    
  • El Señor nos rescató, nos redimió – 1 Pe 1.18    Ga 3.13    Tit 2.14     Ap 5.9  
  • Nos santificó, nos restauró – 1 Co 6.11     He 10.10     1 Co 1.2      Jer 1.5
  • Nos llamó a ser luz a las naciones y salvación    – Is 49.6

Temas relacionados

 

Deja un comentario