Bautizados en Cristo

sobre bautismo

Estamos en Cristo, Revestidos de Cristo

Cuando nos bautizamos, somos bautizados en Cristo, sumergidos en Él, somos revestidos en Él.

«…porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.» (Ga 3.27)

Somos Nuevas Criaturas en Cristo Jesús

«De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.» (2 Co 5.17)

¿Cómo y Cuándo se Produjo Nuestra Unión con Cristo?

«¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en nueva vida.»  (Ro 6.3-4)

El bautismo no es simplemente una ceremonia, sino una experiencia espiritual. Habiéndonos arrepentido de la vida de pecado y habiendo aceptado a Jesús como Señor nos bautizamos, no simplemente en agua, sino en Cristo Jesús. Somos “sumergidos” en la persona de Cristo, somos metidos en Él, injertados en Él. Somos bautizados en su muerte. Sepultados juntamente con Él para muerte. Nuestra vieja vida muere y es sepultada al unirse por la fe a la muerte de Jesús. Y juntamente con él resucitamos a una nueva vida. Ahora estamos en Cristo y “si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

El Bautismo es Condición para Ser Salvo

«El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.» (Mr 16.16)
«los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo.»  (1 Pe 3.20-21)

El Bautismo es Condición para Ser Discípulo

«Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo…»  (Mt 28.19)

¿Qué es el Bautismo?

Bautismo: βάπτισμα (baptisma). Es el lavamiento o inmersión de una persona en agua.¹

¿Cómo es el Bautismo?

«Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua…»  (Mt 3.16)

El relato mas claro que tenemos es este que menciona a Jesús subiendo del agua. Esto sumado a su significado, que es inmersión, ya no quedan otras opciones de interpretaciones acerca del uso o forma de realizar el bautismo.

También debemos reafirmar que las Escrituras dejan bien claro que antes del bautismo es necesario el arrepentimiento, el cual va antecedido por la fe y reconocimiento de Jesucristo como Señor, esto es, poner la vida bajo el gobierno de Dios. Considerando estas cosas, queda totalmente sin respaldo bíblico el bautismo de infantes.

El Bautismo en el Acto de la Salvación

Muchas personas en la actualidad y desde hace muchísimo tiempo, enseñan diciendo: “recibe a Jesucristo en tu corazón, haciendo oración por los pecados…” Pero la Biblia en ninguna parte enseña que de esta manera es como alguien “recibe a Cristo”. Por el contrario, vemos una gran cantidad de veces dando el mandato de ser bautizados para perdón de pecados.

¿Rebautizados?

«Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.»  (Hch 19.1-5)

Otro tema para meditar. El relato bíblico dice que ciertos discípulos habían sido bautizados en el bautismo de Juan (el bautista). La Escritura enfatiza que eran discípulos y que habían creído en Jesucristo como Señor de sus vidas, aunque tampoco habían recibido el Espíritu Santo. Se refiere a que aun no habían sido llenos. Pero después de esto, el apóstol Pablo completa la enseñanza e inmediatamente fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Estos acontecimientos, junto con la enseñanza de su práctica, nos abren la posibilidad, y casi la necesidad, de un segundo bautismo. Si es que el primero no se ha realizado correctamente, según el orden establecido.

Igualmente deberíamos aclarar, que una vez realizado correctamente el bautismo, no es necesario volver repetirlo más.

.

¹ Deiros, Pablo Alberto: Diccionario Hispano-Americano De La Misión. Casilla, Argentina : COMIBAM Internacional, 1997
firmne

Temas relacionados

  1. Algunas preguntas sobre el Bautismo
  2. ¿Qué es Bautismo?
  3. Bautizados en Cristo

 .

Deja un comentario