Un Edificio Santo

¿Qué es Iglesia?

La iglesia es un edificio santo. Es casa de Dios, casa espiritual y casa de oración. Es templo de Dios.

Veamos por medio de las Escrituras cada una de estas cosas que mencionamos.

 .

Edificio – Templo Santo – Morada de Dios

  • Ef 2.19-22
«Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.»

Templo de Dios – Morada del Espíritu Santo

  • 1 Co 3.16-17
«¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.»

 .

Edificio de Dios

  • 1Co 3.9-11
«Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.»

Casa Espiritual

  • 1 Pe 2.4-5
«Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.»

 .

Casa de Dios

  • 1 Tim 3.15
«para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.»
  • He 3.6
«pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza.»

 .

Cuando nació el cristianismo era la única “religión” que no tenia objetos sagrados, personas sagradas (a parte de Jesucristo), ni espacios sagrados. En sus comienzos, la iglesia no poseía un lugar físico de adoración. Cuando las Escrituras menciona que la iglesia se reunía cada día en el templo, se refiere al templo judío construido por Salomón. Los discípulos seguían asistiendo allí hasta que eran expulsados. De la misma manera que el apóstol Pablo en cada ciudad que llegaba el primer lugar a donde iba era la sinagoga, lugar de reunión de los judíos, hasta que era expulsado de allí.

El Templo de su Cuerpo

  • Jn 2.19-21
«Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?  Mas él hablaba del templo de su cuerpo.»
 

Pues entonces, como hemos visto, la iglesia es un edificio, un templo santo y morada de Dios. Es templo de Dios y morada del Espíritu Santo. Es edificio de Dios, casa espiritual y casa de oración. Es casa de Dios.

Todo esto es absoluta verdad. Pero en ningún caso esto se refiere a un edificio físico de paredes y techo construido con ladrillos o piedras, antes bien, se refiere a nosotros como personas nacidas de nuevo, que hemos reconocido a Jesucristo como Señor de nuestras vidas y que conformamos la iglesia de nuestro Señor Jesucristo.

 
 
 
 
 
 

Deja un comentario