Redes de Comunicación

Internet

Si bien la historia del Internet comienza en los años cincuenta y la primera computadora electrónica data de 1947, es recién a finales de los ochenta que comenzaría a expandirse por todo el mundo sus implementaciones prácticas y es entonces en los noventa cuando se introduce la World Wide Web (WWW). A partir de aquí el internet se sigue desarrollando y llegamos a nuestros días en pleno siglo XXI cuando para muchos de nosotros la computadora y el internet se transforma en una parte importante de nuestras vidas. Casi sin darnos cuenta entramos en la era cibernética, a tal punto que en el mundo globalizado de hoy el ciberespacio no hace acepción de raza, de sexo, ni de edad, todos por igual con cierta disponibilidad económica tenemos acceso a la mas variada información a través de internet. Desde los mas altos funcionarios de las grandes urbes como Nueva York con sus laptops, netbooks, o las actuales tabletas; hasta jóvenes desempleados (sin trabajo, o en el paro) de alguno de los países mas pobres de África que tienen acceso mediante cibercafés por unas pocas monedas la hora. Muchos niños en su corta edad de 4 o 5 años ya utilizan una computadora para jugar y aprender. Personas mayores con mas de 80 años utilizan internet para hacer búsquedas informativas o para comunicarse.

Para los expatriados que por distintas causas vivimos lejos de nuestra tierra natal el internet ha sido una bendición, nos ayuda a acortar las distancias manteniéndonos comunicados con nuestros seres queridos e informados sobre los acontecimientos diarios. Desde nuestra computadora podemos mantener largas llamadas telefónicas o video conferencias instantáneamente con cualquier parte del mundo. Sean por razones familiares, sociales, o laborales. Nuestros hijos pueden mantener su educación formal a distancia, aun nosotros mismos tenemos acceso a una cantidad de capacitación online que podemos aprovechar acomodando según nuestras actividades los horarios. Con todo esto aun hay personas que  alegando sus razones se resisten a estos cambios. Por supuesto, esta revolución cibernética también ha favorecido a los que buscando su propio bien y su satisfacción personal no miden las consecuencias haciendo mal a mucha gente inocente o desprevenida. Pero como supiera enseñarme hace ya muchos años un gran pensador como es mi padre, «todo es bueno y todo es malo de acuerdo a su medida». Lo que significa que debemos usar pero no abusar. O mejor dicho según las Escrituras: «Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.» (1 Co 6:12)

Redes Sociales

Un párrafo aparte para mencionar una de las cosas que ha crecido y sigue expandiéndose en los últimos años en el globalizado mundo actual: las Redes Sociales. Hoy ya no importa en que parte del mundo vivas, estés donde estés podrás ser parte de alguna de las tantas redes sociales existentes y tener amigos en los lugares mas recónditos del planeta. Están quienes hacen de estos sitios su lugar para socializar al extremo contando cada cosa que hacen o sienten. Hablamos de sitios tales como MySpace, MSN, Flickr, facebook, Twitter, Hi5, Linkedln, Orkut,  Sonico, Tuenti, youtube, Paltalk y un gran cantidad de blogs y sitios similares. Para que nos hagamos una idea de su alcance veamos los siguientes datos. MySpace contaba con mas de 200 millones de usuarios en el 2007.  Twitter fue creado en 2006 y se estima que ya tiene mas de 200 millones de usuarios, y genera 65 millones de tweets al día. Facebook en julio de 2009 eran 250 millones y en julio de 2010 anunciaba que había llegado a los 500 millones de usuarios. Cuántos usuarios tendrán hoy?

Vale mencionar que estas redes son utilizadas tanto para comunicaciones amistosas como para compartir ideas, pensamientos, juegos, chistes, fotos, videos, eventos, apoyar campañas de todo tipo, solidarizarse con los mas necesitados, seguir los pasos de personas famosas o influyentes. Conocer gente, los amigos de mis amigos, arreglar citas, promocionar, etc. Y cuantas cosas mas que podríamos enumerar. Nos guste o no esto es el mundo actual del S. XXI, que nos toca vivir. Como dicen en mi barrio: esto es lo que hay.

Pero mas aun… estas redes sociales están siendo usadas para promover, convocar y consumar revoluciones en los países árabes, donde al día de hoy ya se derrocaron dos presidentes (en Túnez y Egipto) y por lo menos otros tres están en camino de serlo (Libia, Yemen y Siria) y a saber que ocurrirá en otros tantos.  Aun cuando los gobiernos han cortado la conexión de internet no han podido detener la comunicación a través de estas redes sociales. Principalmente Facebook y Twitter son las herramientas que están siendo utilizadas para este fin.

Y La Iglesia ?

Mi reflexión final es, dónde estamos como iglesia en medio de todo esto? Si bien es cierto que no debemos dejarnos llevar por el espíritu de este mundo, también es cierto que el mundo va cambiando a pasos agigantados. Podemos debatir si es para mejor o para peor, si evoluciona o si involuciona, pero la realidad es que hoy el mundo esta globalizado, la sociedad actual es cada vez mas una masa uniforme, las grandes ciudades son cada vez mas multiculturales, y el otro extremo del mundo lo tenemos a la vuelta de la esquina. Como iglesia también debemos cuidarnos de no quedarnos atados a formas y tradiciones. Debemos caminar a la par de los cambios de este mundo, con el único fin de cumplir con el Propósito Eterno de Dios, siendo luz y sal en medio de ellos. Pienso que debemos echar mano a estas herramientas y ponerlas al servicio del Reino de Dios. Si Facebook puede servir para provocar revoluciones políticas y cambios de gobiernos, si Twitter puede servir para mantener real información de los acontecimientos al minuto mas allá de lo que los grandes medios de comunicación “quieren” informar a la gente, cuanto mas debemos aprovechar estas Redes de Comunicación para alcanzar a mayor numero de personas con el Evangelio de Salvación. Tenemos en nuestras manos una herramienta para mostrar al mundo lo felices que somos, cuanto nos amamos, que verdaderamente vivimos con propósito, con fe, con esperanza, etc. Utilicemos estas redes y todos los medios para hacer discípulos. El Señor una vez mas como lo hizo con Moisés nos pregunta: «Qué tienes en tus manos?» (Ex 4:2). Cumplamos nuestra misión! Seamos intencionales! Coordinemos los esfuerzos. Utilicemos y desarrollemos las Redes de Comunicación para la Gloria de Dios!

 

0 comentarios sobre “Redes de Comunicación

Deja un comentario