Públicamente y por las Casas

Si bien desde sus comienzos había una sola iglesia en cada ciudad, la multitud de los discípulos se congregaban todos juntos en lugares públicos y en pequeños grupos por las casas.

  • Hch 20.20
«nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas»
 
  • Hch 5.42
«Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo
 
  • Hch 2.46
«Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón
 

Portico 4La iglesia primitiva, como nos revelan las Escrituras, se reunía todos los días en el Templo y por las casas. Esto significa que la vida de la iglesia pasaba por dos ambientes diferentes: el encuentro de todos juntos en lugares públicos y amplios, y en pequeños grupos por las casas.

Todos Juntos

  • Hch 2.44
«Todos los que habían creído estaban juntos…»
 
  • 1 Co 14.23
«Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar…»
 
  • Hch 4.32
«Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma…»
 
  •  Hch 6.2
«Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos»
 
 

En el Templo

  • Hch 5.20-21
«Id, y puestos en pie en el templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida. Habiendo oído esto, entraron de mañana en el templo, y enseñaban.»
 
  • Hch 5.42
«Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.»
 

Debemos destacar que la iglesia primitiva no contaba con un lugar o edificio propio de reunión. De ninguna manera tenían un templo, un santuario o un edificio llamado iglesia o catedral. Por lo tanto cuando menciona que la iglesia se reunía «todos los días, en el templo »por supuesto que no se refiere a un templo cristiano, sino al mismísimo Templo de Salomón. De la misma manera ocurre cuando menciona que los hermanos se dirigían hacia el Pórtico de Salomón.

  • Hch 3.1
«Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración.»
 

Muchas veces nos confundimos pensando que Pedro y Juan iban la reunión de oración de la iglesia, pero cuando dice “la ora de la oración” se refiere a la oración habitual de los judíos en el templo. Estos tenían tres tiempos específicos de oración cada día, para lo cual iban al templo. La hora tercera, a la hora sexta y a la hora novena, esto es a las nueve de la mañana, a las doce y a las tres de la tarde. De esta manera, dicho de forma más literal para que podamos entender mejor, diría así: Pedro y Juan subían juntos al templo de Salomón a las tres de la tarde, que es la hora de la oración judía.

 

En el Pórtico de Salomón

Portico 1

El pórtico de Salomón era una gran galería de más de 100 mts de largo x 23 mts de ancho que se ubicaba a los costados del mismo Templo. Se cree que durante dos años y medio la iglesia se reunió en ese lugar hasta que fueron echados por los lideres judíos, como podemos ver en Hechos capítulo cuatro. Pues entonces, los hermanos se reunían tanto en el Templo como en el Pórtico de Salomón.

  • Hch 5.12
«y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón.»
 
  • Hch 3.11
«Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo, atónito, concurrió a ellos al pórtico que se llama de Salomón.»
 
 

Pablo Predica en las Sinagogas

Cabe destacar que de la misma manera que los hermanos iban al Templo judío, el apóstol Pablo cada vez que llegaba a una ciudad el primer lugar adonde se dirigía para predicar el Reino de Dios y a Jesucristo era la sinagoga judía. Esto lo hacía hasta que era expulsado del lugar.

  • Hch 18.4
«Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos. »
 
  • Hch 9.20
«En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios.»
 
  • Hch 17.1-2
«…llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos…»
 
  • Hch 17.10
«Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos.»
 
  • Hch 17.16-17
«Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.»
 

Otras menciones del apóstol Pablo predicando en las sinagogas de cada pueblo donde iba. Hch 13.5, Hch 18.19, Hch 19.8

Apolos también predica en la sinagoga en Éfeso:

  • Hch 18.24-26
«Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga»
 
 

Otros Lugares Públicos

publicos

En primera instancia la iglesia se reunía en el mismo Templo de Salomón, siguiendo sus propias tradiciones religiosas judías. Pues, todos los discípulos eran judíos. Y al reconocer a Jesucristo como el Señor de sus vidas no dejaban de ser judíos y mantenían sus prácticas. Según algunos historiadores esta costumbre se mantuvo por dos años y medio hasta que ya no se les permitió reunirse allí. Entonces la iglesia manteniendo siempre sus encuentros por las casas, cuando se congregaban todos juntos, lo hacían en otros lugares públicos abiertos, tales como junto al río, en la plaza, en un monte o la playa.

  • Hch 16.13
«Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.»
 
  • Hch 17.16-17
«Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.»
 
  • Hch 17.19
«Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?»
 
  • Hch 21.5
«Cumplidos aquellos días, salimos, acompañándonos todos, con sus mujeres e hijos, hasta fuera de la ciudad; y puestos de rodillas en la playa, oramos.»
 

Pues entonces, habitualmente la iglesia primitiva se congregaba públicamente en lugares abiertos y en pequeños grupos por las casas.

 

 firmaz

Deja un comentario